Revocatoria- devolución de primas

Causales que facultan a la entidad vigilada o al consumidor para dar por terminado unilateralmente y por anticipado el contrato de seguro.

De conformidad con el  artículo  1071del Código de Comercio, el contrato de seguro podrá ser revocado unilateralmente por los contratantes. Por el asegurador, mediante noticia escrita al asegurado, enviada a su última dirección conocida, con no menos de diez días de antelación, contados a partir de la fecha del envío; por el asegurado, en cualquier momento, mediante aviso escrito al asegurador.

En el primer caso, la revocación da derecho al asegurado a recuperar la prima no devengada, o sea, la que corresponde al lapso comprendido entre la fecha en que comienza a surtir efectos la revocación y la de vencimiento del contrato. La devolución se computará de igual modo, si la revocación resulta del mutuo acuerdo de las partes.

En el segundo caso, el importe de la prima devengada y el de la devolución se calcularán tomando en cuenta la tarifa de seguros a corto plazo.

Tratándose de pólizas de cumplimiento en favor de entidades estatales,  La ley 80 de 1993 (estatuto de contratación de la administración pública) establece en el numeral 19 del artículo 25 que cuando la garantía prestada por el contratista consista en póliza expedida por compañía de seguros, "no expirará por revocatoria unilateral".

Cobertura básica y exclusiones

Se encuentran expresas en las condiciones generales de las pólizas, en el vínculo "clausulados".  Los deducibles, valores asegurados, vigencias, constan la carátula o condiciones particulares que se pacte en cada póliza.

Coaseguro

El coaseguro se presenta cuando varios aseguradores asumen un mismo riesgo, que consta en una misma póliza. N obstante en relación con la responsabilidad en caso de siniestro  cada asegurador actúa con entera independencia, es decir, responden separadamente de la parte del riesgo que les corresponda.

Subrogación

Es una institución jurídica en virtud de la cual los derechos del acreedor se transmiten con todos sus accesorios a un tercero que ha pagado (para nuestro caso a la Aseguradora), es similar a la cesión de créditos. La obligación subsiste a favor de ese tercero que pagó ( Art. 1667 Código Civil), es un  Cambio de acreedor, sin extinción de la deuda, y opera por la imposición del ministerio de la ley.

Inexactitud y/o reticencia

De acuerdo con el artículo 1058 del Código de Comercio se presenta reticencia o inexactitud cuando el tomador o asegurado omite declarar hechos o circunstancias acerca del estado del riesgo, que de haber sido conocidos por el asegurador al momento de contratar, éste se hubiera retraído de celebrar el contrato o lo hubiera hecho en condiciones más onerosas.

El tomador del seguro tiene la obligación de declarar sinceramente todos los hechos y circunstancias que rodean el estado del riesgo que la compañía de seguros pretende asumir, con el propósito de que esta pueda conocerlo debidamente y pueda eventualmente  otorgar un consentimiento que no se encuentre errado y cobrar la prima adecuada al mismo.

La declaración del estado del riesgo puede darse de dos maneras: mediante un cuestionario que la aseguradora con preguntas específicas, o por medio de una declaración espontánea en la cual el tomador o asegurado informa los hechos o circunstancias que rodean el riesgo. En cualquier caso la declaración debe ser sincera y exacta, ya que la ley sanciona el desconocimiento de esta obligación:

  • Si la declaración se hizo con sujeción a un cuestionario y las respuestas al mismo son inexactas,  falsas o erróneas, o son reticentes (ocultan o encubren una situación), y la información es relevante para el contrato se genera un vicio de nulidad relativa que afecta la validez del seguro.
  • Si la declaración fue espontánea, el efecto es el mismo si el tomador por culpa incurre en reticencia o inexactitud sobre hechos y circunstancias que, según un criterio objetivo.
  • Si independientemente de que la declaración sea espontánea o se consigne en un cuestionario, la reticencia o inexactitud provienen de error inculpable del tomador, esto es, aquel en el que se ha incurrido de buena fe y no obstante haber actuado con diligencia y cuidado, el contrato no se afecta en su validez pero se reduce la prestación asegurada para lograr que exista equilibrio contractual.

Reclamacion

A continuación, detallaremos el tramite a seguir y documentación requerida para efectuar reclamación derivada de una póliza de cumplimiento.

El asegurado que pretenda el pago de la indemnización por la ocurrencia del siniestro de alguno de los amparos otorgados en la póliza, deberá demostrar los requisitos contemplados en el artículo 1077 del Estatuto Mercantil, que señala:

“Corresponderá al asegurado demostrar la ocurrencia del siniestro, así como la cuantía de la pérdida, si fuere el caso. El asegurador deberá demostrar los hechos o circunstancias excluyentes de su responsabilidad."

El pregonado artículo contempla la carga que tiene el asegurado/beneficiario de atender dos verbos rectores:

El primero de ellos es acreditar la ocurrencia del siniestro, imputable al garantizado y el segundo, es demostrar y/o tasar la pérdida sufrida.

Para ello podrá utilizar cualquier medio de prueba que permita verificar el cumplimiento de dichas condiciones. Lo anterior, por cuanto el seguro de cumplimiento no es un seguro de valor admitido, ya que se rige por lo dispuesto en el artículo 1088 del Estatuto Mercantil que acude al principio de la indemnización bajo los siguientes parámetros:

Artículo. 1088. “Respecto del asegurado, los seguros de daños serán contratos de mera indemnización y jamás podrá constituir para él fuente de enriquecimiento. La indemnización podrá comprender a la vez el daño emergente y el lucro cesante, pero éste deberá ser objeto de un acuerdo expreso. En los seguros de daños tiene además el asegurado o beneficiario una obligación adicional, la de demostrar la cuantía de la perdida”.

Respecto a la documentación requerida, es importante que, al existir libertad probatoria para acreditar el siniestro y la cuantificación del perjuicio, el asegurado podrá disponer de cualquier medio de prueba idóneo que lleve al asegurador a proceder con el pago respectivo.

Para efectos de la reclamación, el asegurado debe remitirse a las condiciones generales de la póliza en las que se expresa detalladamente el alcance, exclusiones y demás consideraciones de cada uno de los amparos otorgados.

Información general de productos y servicios

Revocatoria- devolución de primas

Causales que facultan a la entidad vigilada o al consumidor para dar por terminado unilateralmente y por anticipado el contrato de seguro.

De conformidad con el  artículo  1071del Código de Comercio, el contrato de seguro podrá ser revocado unilateralmente por los contratantes. Por el asegurador, mediante noticia escrita al asegurado, enviada a su última dirección conocida, con no menos de diez días de antelación, contados a partir de la fecha del envío; por el asegurado, en cualquier momento, mediante aviso escrito al asegurador.

En el primer caso, la revocación da derecho al asegurado a recuperar la prima no devengada, o sea, la que corresponde al lapso comprendido entre la fecha en que comienza a surtir efectos la revocación y la de vencimiento del contrato. La devolución se computará de igual modo, si la revocación resulta del mutuo acuerdo de las partes.

En el segundo caso, el importe de la prima devengada y el de la devolución se calcularán tomando en cuenta la tarifa de seguros a corto plazo.

Tratándose de pólizas de cumplimiento en favor de entidades estatales,  La ley 80 de 1993 (estatuto de contratación de la administración pública) establece en el numeral 19 del artículo 25 que cuando la garantía prestada por el contratista consista en póliza expedida por compañía de seguros, "no expirará por revocatoria unilateral".

Cobertura básica y exclusiones

Se encuentran expresas en las condiciones generales de las pólizas, en el vínculo "clausulados".  Los deducibles, valores asegurados, vigencias, constan la carátula o condiciones particulares que se pacte en cada póliza.

Coaseguro

El coaseguro se presenta cuando varios aseguradores asumen un mismo riesgo, que consta en una misma póliza. N obstante en relación con la responsabilidad en caso de siniestro  cada asegurador actúa con entera independencia, es decir, responden separadamente de la parte del riesgo que les corresponda.

Subrogación

Es una institución jurídica en virtud de la cual los derechos del acreedor se transmiten con todos sus accesorios a un tercero que ha pagado (para nuestro caso a la Aseguradora), es similar a la cesión de créditos. La obligación subsiste a favor de ese tercero que pagó ( Art. 1667 Código Civil), es un  Cambio de acreedor, sin extinción de la deuda, y opera por la imposición del ministerio de la ley.

Inexactitud y/o reticencia

De acuerdo con el artículo 1058 del Código de Comercio se presenta reticencia o inexactitud cuando el tomador o asegurado omite declarar hechos o circunstancias acerca del estado del riesgo, que de haber sido conocidos por el asegurador al momento de contratar, éste se hubiera retraído de celebrar el contrato o lo hubiera hecho en condiciones más onerosas.

El tomador del seguro tiene la obligación de declarar sinceramente todos los hechos y circunstancias que rodean el estado del riesgo que la compañía de seguros pretende asumir, con el propósito de que esta pueda conocerlo debidamente y pueda eventualmente  otorgar un consentimiento que no se encuentre errado y cobrar la prima adecuada al mismo.

La declaración del estado del riesgo puede darse de dos maneras: mediante un cuestionario que la aseguradora con preguntas específicas, o por medio de una declaración espontánea en la cual el tomador o asegurado informa los hechos o circunstancias que rodean el riesgo. En cualquier caso la declaración debe ser sincera y exacta, ya que la ley sanciona el desconocimiento de esta obligación:

  • Si la declaración se hizo con sujeción a un cuestionario y las respuestas al mismo son inexactas,  falsas o erróneas, o son reticentes (ocultan o encubren una situación), y la información es relevante para el contrato se genera un vicio de nulidad relativa que afecta la validez del seguro.
  • Si la declaración fue espontánea, el efecto es el mismo si el tomador por culpa incurre en reticencia o inexactitud sobre hechos y circunstancias que, según un criterio objetivo.
  • Si independientemente de que la declaración sea espontánea o se consigne en un cuestionario, la reticencia o inexactitud provienen de error inculpable del tomador, esto es, aquel en el que se ha incurrido de buena fe y no obstante haber actuado con diligencia y cuidado, el contrato no se afecta en su validez pero se reduce la prestación asegurada para lograr que exista equilibrio contractual.

Reclamacion

A continuación, detallaremos el tramite a seguir y documentación requerida para efectuar reclamación derivada de una póliza de cumplimiento.

El asegurado que pretenda el pago de la indemnización por la ocurrencia del siniestro de alguno de los amparos otorgados en la póliza, deberá demostrar los requisitos contemplados en el artículo 1077 del Estatuto Mercantil, que señala:

“Corresponderá al asegurado demostrar la ocurrencia del siniestro, así como la cuantía de la pérdida, si fuere el caso. El asegurador deberá demostrar los hechos o circunstancias excluyentes de su responsabilidad."

El pregonado artículo contempla la carga que tiene el asegurado/beneficiario de atender dos verbos rectores:

El primero de ellos es acreditar la ocurrencia del siniestro, imputable al garantizado y el segundo, es demostrar y/o tasar la pérdida sufrida.

Para ello podrá utilizar cualquier medio de prueba que permita verificar el cumplimiento de dichas condiciones. Lo anterior, por cuanto el seguro de cumplimiento no es un seguro de valor admitido, ya que se rige por lo dispuesto en el artículo 1088 del Estatuto Mercantil que acude al principio de la indemnización bajo los siguientes parámetros:

Artículo. 1088. “Respecto del asegurado, los seguros de daños serán contratos de mera indemnización y jamás podrá constituir para él fuente de enriquecimiento. La indemnización podrá comprender a la vez el daño emergente y el lucro cesante, pero éste deberá ser objeto de un acuerdo expreso. En los seguros de daños tiene además el asegurado o beneficiario una obligación adicional, la de demostrar la cuantía de la perdida”.

Respecto a la documentación requerida, es importante que, al existir libertad probatoria para acreditar el siniestro y la cuantificación del perjuicio, el asegurado podrá disponer de cualquier medio de prueba idóneo que lleve al asegurador a proceder con el pago respectivo.

Para efectos de la reclamación, el asegurado debe remitirse a las condiciones generales de la póliza en las que se expresa detalladamente el alcance, exclusiones y demás consideraciones de cada uno de los amparos otorgados.